adnimalsfreeblog

Hace unos días se puso en contacto con nosotros la gente de FAADA (Fundación para la adopción y el apadrinamiento de los animales) con el fin de promover su nueva campaña. Ésta, denuncia el uso de animales salvajes en los medios, especialmente en el cine y la publicidad.

¿Por qué nace la campaña?

Porque en FAADA sabemos que a veces los profesionales del sector audiovisual recurren al uso de animales salvajes para transmitir emociones como fuerza, ternura, belleza…pero también que recurren a ellos porque no son conscientes del sufrimiento que esto implica. El maltrato físico y psicológico que sufren los animales salvajes en cautividad es una realidad poco conocida en la sociedad. Nuestra campaña es por lo tanto una campaña informativa: queremos que los profesionales de este sector conozcan estas problemáticas y que también sepan que, como demuestran varios casos de éxito, tienen muchas alternativas: animatronics, 3D, imágenes de archivo documental, etc.

Kiwi de Tiempo BBDO

Desde FAADA, estamos convencidos de que la mayoría de actos que llevamos a término los humanos y que perjudican otros animales, los hacemos porque no somos conscientes de sus efectos. Si los supiéramos, no lo haríamos nunca.

Es innegable que existen diferencias entre humanos y el resto de animales, pero conservamos muchas semejanzas: la necesidad de beber, de comer, la búsqueda de refugio y compañía; la necesidad de moverse; la persecución del placer y el rechazo al dolor. También sentimos y nos emocionamos.

es duro ser el rey fuera de la jungla

En su web podréis encontrar toda la información que queráis. También muestran casos reales documentados y nos explican lo que supone, en realidad, para los animales estar inmersos en este mundo que para nada es el que les corresponde.

Debemos mirar más allá del rodaje. Pensar también en el antes y después de la filmación. Los animales salvajes usados en TV, cine y publicidad son animales que a menudo viven solos, cerrados en jaulas y en condiciones higiénicas y alimentarias deficitarias. Y ello, a pesar de que el propietario de los animales tenga los papeles en regla.

No hay duda de que las alternativas existen. ¿Qué pensáis sobre este tema? ¿tenéis alguna experiencia trabajando con animales en el mundo del cine, publicidad…? Si queréis ayudar a promover el mensaje y estáis a favor de que salga adelante podéis colaborar con la fundación tanto si eres una empresa, como un particular: ¿qué puedo hacer yo?