No es muy habitual encontrarnos con publicidad censurada y retirada en nuestro país, pero esta vez le ha tocado a Groupama Seguros sacar de las pantallas su última campaña “Me siento seguro” ejecutada por la gente de Contrapunto BBDO. La protesta la llevó a cabo la ONG Operation Black Vote, que tildaba las piezas de racistas.

Por su parte, la marca lanzó un comunicado desmintiendo cualquier intención racista por su parte, a pesar de que hayan retirado su trabajo. La verdad, una pena. Aquí os dejamos las piezas, juzgad!