futuro-publicidadMucho se está hablando del branded content en los últimos meses y de cómo las empresas deben aprovecharlo para poder obtener relevancia en Internet y conseguir así aumentar las ventas, que no deja de ser el objetivo final de todas las campañas publicitarias.

Para quien no sepa a qué hace referencia este concepto, podemos definirlo como la campaña de publicidad donde el contenido de la misma la hace susceptible de viralizarse. Es decir, incita a las personas a consumirla y compartirla en redes sociales, blogs o webs.

Como veis en ningún momento hemos mencionado el tema económico a la hora de definir el concepto. Y es que lo interesante de esta nueva forma de hacer publicidad es que no se necesita un gran presupuesto para que un vídeo, un texto o una imagen sea branded content. Tan “sólo” se necesita mucha imaginación y algo de suerte para conseguir que nuestra campaña se viralice y consiga ser vista por una gran cantidad de personas.

Es verdad que si contamos con un mayor presupuesto ayudaremos a esa suerte y nuestro contenido tendrá más opciones de triunfar. Pero vuelvo a repetir que esto se puede conseguir por cero euros si de verdad nuestra campaña es buena y diferente.

Otro factor que se relaciona con el branded content de forma errónea es el humor. Un contenido no tiene porque ser humorístico para ser considerado branded content. De hecho se habla de que el primer material de este tipo fue Popeye, personaje creado por los productores de espinacas americanos para aumentar las ventas de su producto. Es un contenido elaborado por las marcas pero que interesa al público, fue muy visto, se compartió y aún hoy día es famoso por el motivo para el que fue creado. Comer espinacas es bueno porque te da fuerzas. Un claro ejemplo de branded content.

Para terminar os dejamos con uno de los últimos vídeos sobre este tema que ha tenido un gran resultado y ha conseguido llegar a millones de personas.

El vídeo creado como promoción del remake de la película Carrie, lleva ya casi 50 millones de visionados, algo que esta película no habría conseguido nunca con un anuncio tradicional. La apuesta por algo diferente donde el branded content ha estado muy presente ha permitido a la película obtener grandes datos en taquilla.

Autor: Jesús Moya SEO manager en www.sidn.es