casey nestat beme red social

Quizás el nombre de Casey Neistat no os suene familiar. Si os dijese que es un director de cine autodidacta, que ha ganado algún que otro premio y que se ha reconvertido en Youtuber, probablemente tampoco os estaría aportando mucho. Pero si os dijese que saltó a la palestra por realizar un vídeo en el que denunciaba la batería de los Ipods y que se hizo viral antes de la existencia de YouTube, aquí es cuando quizás os sea más familiar.

Existe controversia sobre qué fue primero, el huevo (entiéndase, el video de Casey) o la gallina (el cambio en la póliza de Apple.) Pero quedémonos con que en ese momento el mundo se fijó en él y en su hermano. Hasta el punto que con el paso del tiempo acabaron vendiendo una serie a HBO. Sí, esos que producen Juego de Tronos.

Se encontraba en la cima de su carrera, pero algo no le convencía. Él no venía de una formación académica, él había aprendido a montar con un tutorial de Imovie. La burocracia y la pseudocensura del mundo audiovisual no estaban hechas para él.

Así que cuando estaba en lo más alto, decidió vender su empresa para dedicarse a YouTube. Corría el año 2010 y no sabía dónde le iba a llevar, pero entendía que era el sitio en que más libertad tenía.

casey nestat

LINK TO THE CASEY’S YOUTUBE CHANNEL

YouTube aún no era rentable, y para alguien como él aún no lo es, pero era y es una plataforma donde comunicar sin restricciones. Así que compaginaba su actividad en la red social con campañas publicitarias como la que hizo para Nike y su Fuel band “Make it count”.

O la que realizó para promocionar la película de La vida secreta de Walter Mitty. Aunque con esta película, perdió voluntariamente dinero.

En este momento ya tenéis una panorámica de quién y cómo es Casey Neistat.

Hace 5 meses comenzó a ser vlogger diario en YouTube. Filmando su día a día y comentando sus proyectos. Entre los que se encuentra esa nueva red social llamada Beme.

En mi opinión es una de las mejores acciones de branded content que he visto en las últimas semanas. Una presentación sincera. Donde dice que el canal es para contar su día a día, la evolución de lo que será su compañía y hacer lo que más le gusta, películas.

Y la honestidad hoy en día y el generar un contenido de calidad y con personalidad, tiene su recompensa.

A estas alturas os estaréis preguntando ¿qué es Beme?

Pues bien. Si eres un early adopter o un hipster aún con barba o tus gafas de pasta aún no han pasado a ser de bambú. Beme no es para ti. Beme es para los innovadores. Para los que ya están pensando que Hawkers no merece estar en las caras de nadie el próximo verano, para los que han afeitado sus barbas.

eartly adopters

Si habéis llegado hasta aquí, Beme quizás sea lo que buscáis. Innovadores, curiosos y siempre un paso por delante.

Una red social sin postureos, sin maquillajes, sin filtros. Una red social que permite disfrutar de tus momentos y compartirlos sin tener que mirarlos por una pantalla y también una red social efímera.

Pero dejemos que sea el propio Casey quien os lo cuente.