Ya es común encontrar varios sitios por la red en los que las comunidades creativas de diferentes lugares liberan su frustración contra el cliente. Así encontramos sitios como este o incluso este. Pero además de descargar hordas de mala leche con humor, la comunidad creativa irlandesa ha aunado sus esfuerzos para ayudar a Temple Street Children’s Hospital a través de unos diseños geniales materializados en posters A3.

Creativos publicitarios, diseñadores, animadores, directores, ilustradores se tomaron su tiempo para diseñar y poner guapo a su “peor feedback favorito” por parte del cliente. Transformando citas que normalmente les producirían un tic nervioso en una genial colección de pósters que han servido de catarsis creativa y que os dejamos a continuación.

Podéis ver todos los pósters aquí.