Existen dos rasgos característicos en los comerciales norteamericanos que les hacen extremadamente diferentes: por un lado las superproducciones (obviaremos ejemplos) y, por otro, un sentimiento patriótico que calificaremos de “superior al resto”. Dicho esto, os dejamos la última campaña de Chrysler, emitida durante la Super Bowl.

En esta pieza se ven reflejadas esas dos características de las que hablábamos, y el revuelo organizado en los Estados Unidos ha sido considerable. Ya el título, “Halftime in America”, deja entrever una tendencia pseudopolítica orientada hacia un bando. Si a esto le sumamos que Clint Eastwood, republicano confeso, es el protagonista y que el mensaje empuja al movimiento, a la recuperación de identidad y al cambio, se crea el cóctel perfecto para convertirse en algo de lo que hablar (y mucho) durante estos días, y es que acumula casi siete millones de visitas en Youtube en apenas una semana.

El spot lo firma la Agencia Wieden&Kennedy. Ya se pasearon por Cannes con la misma marca y el mismo concepto  “Imported from Detroit”. La ejecución es brillante observada desde cualquier perspectiva y el resultado a continuación. Deleitaos!