cavecera klm

Cuando subimos a un avión puede ser por muchos motivos, pero en muchas ocasiones es para emprender un viaje en el que dejamos atrás a familia y amigos o para volver a ver a alguien que hacía mucho tiempo que no veíamos.

Schiphol y KLM han lanzado una acción conjunta para demostrar lo que aprecian a sus pasajeros :) Algo muy sencillo pero significativo. Seguimos viendo como la publicidad sin más no vende, no engancha. Hacen falta experiencias que creen un lazo con la marca y que aporten un valor añadido.

No nos cansamos de ver pequeñas cosas, sin enormes presupuestos ni producciones titánicas pero que nos transmiten ese noséqué de las historias bien hiladas. DDB & Tribal Amsterdam son los responsables de Cover Greetings.