shannon code and play 2

En Miami Ad School siempre apostamos por nuevas formas de aprender y desarrollar aptitudes que de otra manera quedan relegadas a ser un simple hobby o incluso una frustración. Para sacar adelante esas habilidades hace falta nutrirlas desde que somos pequeños y darles la oportunidad de brillar como se merecen.

En Shannon Code & Play hacen exactamente eso, preparar a niños y niñas para que desarrollen otras competencias que no suelen tener cabida en las aulas normales. Preparan a futuras generaciones para ser creadores y no sólo consumidores. Los trabajos del futuro requieren otras aptitudes que podrían ser alimentadas desde la infancia con resultados sorprendentes.

La educación hoy en día rara vez se corresponde con las necesidades reales del mundo laboral, sobre todo con profesiones que se han desarrollado más rápido que la propia formación.

En Shannon Code and Play preparamos a las generaciones del futuro en código, programación, robótica y ciencia recreativa. Nos dedicamos de forma profesional y exclusiva a preparar a niñas y niños a partir de 8 años para que desarrollen su creatividad y exploten al máximo sus potencialidades.

La curiosidad es una característica innata en los niños y algo que no debería perderse. En Shannon estimulan esa curiosidad y la dirigen de una forma lúdica al aprendizaje de código, programación, robótica y ciencia recreativa.

Según nos cuenta Ezequiel Triviño, Fundador y Director Creativo de Wikreate Labs, la idea y el germen de Shannon Code and Play nace en San Francisco en el seno de Wikreate Labs, y está inspirada por el movimiento Code.org  -al que están apoyando líderes del mundo como Obama y Bill Gates y Mark Zuckerberg – y sus programas y actividades están diseñados y supervisados por expertos de las más prestigiosas instituciones del mundo: Stanford, Princeton y Harvard.

Aprender y dominar código, programación y robótica va a ser cada día más crucial para el desarrollo y la prosperidad como persona y como sociedad. La necesidad – y por tanto la oportunidad – se puede ver muy bien en estos gráficos: la demanda prevista de personas cualificadas y formadas en estas disciplinas va a superar con mucho a la oferta. Esperamos contribuir así a crear riqueza y empleo.

Como bien indica Mitch Resnick del MIT uno de los principales promotores del movimiento, el aprendizaje de estas disciplinas en los más jóvenes potencia la creatividad, el experimentar con ideas nuevas, colaborar con otros, solucionar problemas, y otras cualidades que les servirán tanto si van a dedicarse profesionalmente a la programación como si no.

La segunda es que código, programación y robótica son lenguajes universales, y que dependen relativamente poco de una cultura adquirida anterior. Es por eso que pueden ser extraordinarias herramientas para romper las brechas de género y de renta.

Buscamos activamente que al menos el 50% de nuestros alumnos sean chicas, hasta ahora un porcentaje minoritario en las carreras técnicas, y también haremos un gran esfuerzo para incorporar a los sectores más desfavorecidos económicamente y que no se queden descolgados de esta oportunidad. Para ello vamos a poner en marcha un programa de becas y ayudas que intentaremos sea lo más universal posible.

Si queréis formar parte de esta iniciativa podéis contactar con ellos aquí o reservar plaza en este formulario web.