3036175-slide-i-1a-from-the-designers-of-fitbit-a-digital-tattoo-implanted-under-your-skin

Todos tenemos más o menos claro que los avances futuristas de Minority Report serán pasto de la obsolescencia en nada si quiera. Pero para los más escépticos, os traemos una prueba definitiva.

Si alguna vez ha salido por vuestra boca eso de, en poco tiempo llevaremos chips implantados en el cerebro para conectarnos a Internet y llamar por teléfono. Bien. En el cerebro aún no, pero en nuestro cuerpo sí. La verdad es que esta tecnología o similar ya está siendo utilizada, como por ejemplo en animales.  Sin embargo, cuando nos llega el turno a los humanos es otro cantar.

New Deal Design, la consultora de diseño encargada de la creación e ideación de las FitBit (entre otros muchos proyectos increíbles), esos wearabless que monitorizan tu vida, ha convertido la tecnología de los chips en otro asunto para el siguiente nivel de conectividad.

Un concepto basado en los tatuajes pero cuya función es hacer tu vida más fácil. Es decir, este tatuaje inteligente se implantaría en nuestra mano y podría interactuar con todo lo que tocásemos. Desde abrir la puerta de casa, intercambiar datos con un apretón de manos, o incluso ser utilizado para medir nuestro nivel de azúcar en sangre. En fin, que las posibilidades son infinitas.

NDD_Underskin_visualization_1024x724-661x468

Cómo funciona, os preguntareis. Gracias a la energía electro química de nuestro cuerpo, ni más ni menos. Por si toda esta información no os ha dejado lo suficientemente ojopláticos, este sistema de “tatuajes embebidos” es capaz de reconocer contextos. Es decir, sabe si estás estrechándole la mano a un compañero de trabajo o a tu amorcito. Este artilugio tan espectacular también se encarga de monitorizar nuestra salud con gran precisión.

Con esta información, el sistema hace dos cosas para mantenerla en privado. En primer lugar, codifica estos datos en una forma, un diseño que puede ser específio para ti, como una huella dactilar. En segundo lugar, mostraría estos datos en un tatuaje privado, uno que se encuentra en el interior de tu mano en vez de por fuera. En otras palabras, el dispositivo bajo la piel concibe una imagen publica en tu pulgar, y otra imagen, en tu palma, más privada. ¿No estáis flipando?

1-700x393

Tenemos que admitir que todavía no ha cobrado vida pero en New Deal Design tienen bastante claro que podrían construir Underskin en los próximos 5 años, que para el caso es como si ya estuviera entre nosotros. De hecho, reconocen que lo que más trabajo llevaría es el dispositivo flexible. Ni el sensor, ni la comunicación, implantación o incluso la utilización de nuestra energía corporal. Además, están convencidos de que muy pronto empezaremos a ver startups dedicadas a este tipo de wearables subcutáneos muy pronto. ¡¿Qué os parece?!

Vía: PSFK