google maps indian boy

Hace unos días publicamos un post sobre el arte de contar historias. Hoy, os vamos a contar una.

Hace 26 años, un niño cualquiera de la India se subía a un tren junto a su hermano. Una vez en el vagón, éste le dijo que se quedara sentado y le esperase. Saroo, que así se llamaba el niño, decidió que ya que tenía que esperar, podría dormir un poco. Cuando se despertó, al día siguiente, el vagón estaba completamente vacío. Se encontró solo, en un tren fantasma, de camino a ninguna parte.

Si quieres saber cómo termina la historia haz click en el vídeo : )

Todas las marcas cuentan historias, crean personajes, apelan a los sentimientos, montan auténticas filosofías. En este caso, Google, con muy buen ojo, ha utilizado la historia de  Saroo para comunicar lo que se puede llegar a conseguir gracias a la plataforma Earth.