escape from tomorrow 2

Hasta en el lugar más feliz del planeta pueden ocurrir cosas horribles. No había otro lugar posible en el que rodar Escape from Tomorrow que no fuese Disneyland y Randy Moore lo sabía muy bien. A pesar de no contar con ningún permiso legal por parte de Disney, esto no supuso impedimento alguno para llevar a cabo su proyecto. En su debut como escritor y director, Sundance le recibió con los brazos abiertos y muchas ovaciones. 

La película cuenta una historia de terror y fantasía, protagonizada por Roy Abramsohn, quien interpreta a un hombre de mediana edad que experimenta una progresiva paranoia con visiones perturbadoras incluidas durante las vacaciones familiares.

Como decíamos, se estrenó en el Festival de Sundance de este año y en abril fue proyectada en el Festival Anual de Cine de Champaign (Ebertfest), cuyo director, el conocido crítico y ganador de un Pulitzer Roger Ebert, la seleccionó personalmente justo antes de su muerte. Parece que estamos ante una buena historia.

official-poster

La atención mediática normalmente va corriendo a los lugares en los que hay algún suceso morboso. En este caso, el hecho de que prácticamente toda la película se rodase en los parques de Walt Disney World y Disneyland sin permiso alguno ha generado el revuelo inicial. Debido a la reputación de Disney respecto a la protección de la propiedad intelectual, el reparto y el equipo utilizaron técnicas de guerrilla para la filmación con el fin de evitar llamar la atención. Una vez que la fotografía principal estuviese terminada, el director estaba tan empeñado en que todo siguiese bajo secreto, especialmente de Disney, que el proceso de edición tuvo lugar en Korea del Sur.

La critica quedó perpleja ante la audacia de Moore así como maravillada por el resultado artístico de la película; su uso del monocromo y el surrealismo, aunque parezcan palabras mayores (aún no podemos opinar personalmente), le han valido la comparación a dos grandes del cine como Polanski y Lynch.

A pesar de que existen dudas razonables sobre si la película llegará a audiencias más amplias debido a los requisitos legales, lo que sí sabemos es que Disney está al tanto de la existencia de la misma y de momento no se ha pronunciado al respecto. El 11 de octubre se estrena. Veremos qué reacciones causa entonces.