Las Sony NEX son las primeras cámaras de la multinacional japonesa capaces de captar fotografías en 3D. Tienen sólo una lente, a diferencia de otros modelos en el mercado. El usuario tiene que mantener apretado el obturador y mover la cámara de lado a lado. De esta forma, el procesador construye con ellas una imagen con sensación de profunidad.

Para ver las fotos es necesario un televisor compatible y la ayuda de gafas 3D. Además de la Sony NEX, la marca japonesa ha presentado la DSC-WX5 y la DCS TX-9 y es probable que a partir de ahora el 3D se convierta en una de las características habituales de las máquinas de Sony.

La apuesta de la mayoría de los fabricantes es que la televisión en 3D se convertirá en algo cotidiano en los hogares del año 2013. Los videojuegos son el siguiente paso y detrás el vídeo doméstico.

En la imagen podéis ver el modelo DSC-WX5 de Sony