Sabemos que internet es una fuente imprescindible para encontrar trabajo. Lo que no conocíamos hasta ahora es la original idea de “job hunting” de  Alec Brownstein. Brownstein creó cinco anuncios Google Adwords y entre las palabras clave puso los nombres de cinco conocidos creativos de Nueva York. La idea era que cuando alguno de los creativos buscara su propio nombre en Google vería el anuncio creado por Brownstein pidiéndole trabajo. Gracias a esta idea, Alec consiguó cuatro entrevistas, dos ofertas de empleo y finalmente un trabajo.