“Human Centered Design”– Un encuentro con el lado humano del Design Thinking

Hace unos días se celebró en Miami Ad School el Mad Service Jam. Un fin de semana donde 40 participantes donaron su tiempo y esfuerzo para encontrar soluciones que aporten a hacer este mundo un poco mejor. Liderado por un equipo de profesionales en el ámbito de diseño de servicios y Design Thinking, los participantes experimentaron una pequeña parte de lo gratificante que puede ser este proceso y es que aunque muchos no lo sepan, el Design Thinking va más allá de el diseño de productos, se trata de conectar con las personas también.

Captura de pantalla 2017-02-20 a la(s) 11.07.44

Muchos han oído de términos como UX, Servicio de Diseño y Design Thinking. Se habla de técnicas (shadowing, entrevistas, safari etc.) y de esquemas de procesos…pero cuando buscamos la esencia de esta metodología, nos encontramos con un lado humano. “Human centered design”- decía un cartel en alto que fue colgado en la pared de la Miami (lleno de garabatos y líneas escritas en un papel mache) y fue con esta ideología en mente que se produjo todo el trabajo.

Y es que al final del día por mas grandes que sean las compañías y los negocios, los servicios y productos están ahí para satisfacer una necesidad. Esta necesidad puede tener varias versiones y puede también ir cambiando con el tiempo pero lo importante es poder detectarlas, empatizar y encontrar soluciones que aporten algo a los usuarios que las tengan. Porque, ¿de qué sirve crear algo o “vender” algo si no ayudas a alguien más?, ¿si no aportas a su vida, si no le haces su día un poquito mejor?

Designthinking22

Todo tiene mucha lógica y sentido, pero cuando se trata del día a día la verdad es que muchas veces nos vemos envueltos en el trabajo y nos olvidamos de esta parte tan importante. Es muy fácil caer en la rutina, dejarse llevar por los presupuestos y dejarse también llevar por nuestras ideologías y forma de pensar. Por eso el Design Thinking aporta tanto, porque te obliga a dejar de un lado tu ego y tus pensamientos para aprender a dar un paso atrás y escuchar. En esta metodología todas las opiniones valen, todas las ideas son un “si”, y todos tienen derecho a ser escuchados. Se basa en el respeto por el resto y en la empatía y cuando trabajas en entornos como estos es sorprendente la cantidad de ideas que pueden salir. Al no tener límites, la creatividad se expresa en su forma más pura y esto mola, mola mucho.

Captura de pantalla 2016-05-24 a la(s) 10.18.02

 

¿Quieres aprender y saber más sobre Design Thinking? ¡Echa un vistazo a nuestro siguiente Bootcamp!