John Lewis, la cadena de grandes almacenes británicos, apuesta por despertarnos los sentimientos en su último anuncio para televisión. En él, vemos la vida de una mujer desde que es un bebé hasta su madurez. Una evolución por las diferentes etapas de su vida y en sólo 91 segundos.

El objetivo es hacernos ver que la vida pasa muy rápido, en un ”flash” y que John Lewis nos propone vivirla comprando sus productos de calidad.

Bajo el eslogan “Never knowingly undersold”, Adam & Eve, la agencia encargada de este spot, ha conseguido hacernos creer que esa mujer existe y que ha sido filmada en todas las etapas de su vida. ¿Qué os parece a vosotros?

John Lewis busca emocionarnos en su último anuncio
Te ha resultado interesante el artículo