online-community

Que las redes sociales han revolucionado la comunicación, es decir una obviedad muy obvia. Sin embargo, no solemos pararnos a pensar cómo han revolucionado nuestros cerebros y qué nos proporcionan para que se hayan convertido, no solo en una parte imprescindible de nuestras vidas, sino en algo que puede llegar a ser compulsivo.

Hace poco alguien me dijo (o leí, no recuerdo) que si por Instagram fuera, el ser humano sólo se alimentaría a base de sushi, cupcakes y gin&tonics.

Esta frase, muy cierta por cierto, esconde mucha de la psicología oculta del porqué compartimos el gin&tonic y no el café con leche triste y gris del lunes por la mañana.

Compartir, darle al like, comentar, o retuitear, son acciones que parecen carentes de significado pero, en realidad, tienen un trasfondo muy interesante.

En una conferencia sobre social media impartida por Courtney Seiter en mozcon y que os voy a resumir y traducir aquí, trata varios puntos por los que nosotros, los humanos, hacemos lo que hacemos en rr.ss

¿Por qué compartimos, posteamos, le damos al like o retuiteamos?

La verdad es que nos fascina hablar de nosotros mismos. Invertimos entre un 30-40% de nuestro discurso en hablar de nosotros mismos. Online, este porcentaje se desboca y sube al 80%. ¿Por qué? Hablar cara a cara es mucho más complicado, en realidad. Implica emociones y es más desordenado. Online todo esto desaparece y tenemos tiempo para construir y refinar nuestro discurso. De esta forma nos posicionamos exactamente como queremos que nos perciban.

Esto es un poco lo que pasa cuando en medio de una discusión no se nos ocurre nada que decir para rebatir al otro y cuando estamos calmados y de camino a casa en el metro pensando en las avutardas nos viene a la mente, LA RESPUESTA. Pero claro, ya no sirve para nada.

twitter-793050_1280

Desde el punto de vista del marketing, resulta muy interesante el hecho de que la forma más utilizada en la que trabajamos nuestra propia presentación es a través de cosas y objetos – compramos cosas que nos representan. Esto es así.

Los objetos, y las marcas por extensión, son una parte enorme de quienes somos. Courtney Seiter.

Lo interesante de esto para las marcas es descubrir qué es aspiracional en ellas para que sus clientes se sientan identificados.

Las marcas que pueden crear formas aspiracionales de interactuar con su comunidad no solo crean oportunidades en social media sino la oportunidad de que esos likes sean algo más.

¿Por qué nos gusta tanto compartir?

Si lo que nos lleva la mayor parte de nuestro discurso es hablar de nosotros mismos ¿por qué compartimos contenido de otros?

1. Porque nos ayuda a seguir en conexión con esas personas. Así de simple.

Esto significa que el contenido destinado a social media no tiene que atraer a un grupo grande, sólo necesita atraer a una persona específica.

2. Cuando compartimos el contenido adecuado ganamos “moneda social”. El 62% de la gente dice que se siente mejor cuando la gente reacciona de forma positiva a lo que comparten en social media.

Murray Davis dice que todo el contenido interesante es un ataque a lo que nuestra audiencia da por hecho. Hay que zarandearles un poco.

¿Por qué le damos al “like”?

El 44% de los usuarios de Facebook hacen click en “me gusta” al menos una vez al día en el contenido de un amigo. Hacemos esto porque queremos mantener las relaciones. Al hacer esto añadimos valor y reforzamos la relación.

También creamos un efecto de reciprocidad: nos “sentimos obligados” a devolver lo que nos han dado. Un like por un comentario o un fav por un retuit.

Facebook-Like-ButtonY ahora viene el descubrimiento para las marcas, ya que en este caso no funciona como dictaría la lógica. En una encuesta de más de 7.000 usuarios se descubrió que solo el 23% decía tener una relación con la marca y de ese 23%, un 13% decía tener interacciones frecuentes con la marca como motivo de su relación.

Los consumidores dijeron que los valores compartidos eran un componente mucho más fuerte para una relación que mucha interacción con la marca. Más hacer y menos decir, vamos.

Sin embargo, los comentarios tienen el poder contrario y tienen una importancia muy considerable. El 85% de nosotros afirmamos que leer las respuestas o experiencias de otras personas alrededor de un tema nos ayuda a entender y procesar la información.

Así que, contestar los comentarios de tu web o del blog de tu marca no es tan importante por la persona en concreto a la que contestas, sino por todas las personas que están participando y ayudando a crear esa realidad compartida que hará que tu marca sea lo que es para el público.

¿Qué pasa con los selfies?

Esa moda que lo ha invadido absolutamente todo y se ha convertido en un fenómeno en sí mismo tiene que tener una explicación. Y así es.

Históricamente, los retratos eran la forma de denotar el estatus social y controlar cómo nuestra imagen era percibida.

Hoy en día, son una forma de descubrir quiénes somos. El concepto del Yo espejo afirma que nosotros nunca podemos vernos a nosotros mismos del todo. Sino que necesitamos de nuestro reflejo en otros para entender quiénes somos.

  • La imagen de perfil es el primer lugar donde apunta nuestro ojo en los perfiles de redes sociales.
  • En Instagram, las fotos con caras humanas tienen un 38% más de probabilidades de recibir likes y un 32% más de recibir comentarios.
  • Estudios de seguimiento ocular muestran que seguimos los ojos de la gente que vemos en la pantalla.
  • Ver caras crea un sentimiento de empatía.

selfies statistics

(Vía: The Drum)

El poder del Emoji

¿Alguna vez habéis estado presentes en una conversación de dos personas como espectador? Me imagino que sí. Seguro que os habéis dado cuenta de que cuando el interlocutor pone cara de sorpresa, de asco, miedo, incertidumbre o cualquier expresión facial que ensalce la historia, su oyente automáticamente imita esos gestos (a veces incluso gesticulan con los labios lo que dice el otro, es fascinante). Eso es contagio emocional, y es una gran parte de cómo construimos esa conectividad y empatía con los demás.

emoticons

(Vía: Adweek)

Online, recreamos este contagio con los emoticonos y emojis.

Un análisis de más de 31 millones de tweets dio como resultado que los emoticonos eran un factor común entre las personas influyentes que crean y comparten contenido en social media.

Un estudio en el que varios participantes tenían un chat con expertos de distintos campos, los valoraron posteriormente como más amistosos y competentes cuando utilizaron emoticonos en su comunicación.

Hay mil maneras en las que las marcas pueden incorporar el emoji en sus campañas de marketing. De hecho, algunas ya han creado su propio emoji de marca para que sus fans lo compartan.

Los usuarios ven los emojis de un modo único como auto expresión, no publicidad. Evan Wray.

PETA

LA CNN CREA EMOJIS DE LOS CANDIDATOS POLÍTICOS PARA 2016

CNN ELECCIONES 2016 USA

IKEA

BUDLIGHT

BUDLIGHT

MENTOS

MENTOS EMOTICONOS

El primer uso documentado de un emoticono fue en 1982 por Scott Fahlman cuando lo propuso como “un avisador de broma” en  un mensaje para los científicos informáticos de la Carnegie Mellon University.

“I propose that the following character sequence for joke markers:

“:-)”

Read it sideways.”

Entonces los emoticonos y emojis…

  1. Te hacen más popular en social media.
  2. Reaccionamos a ellos como lo haríamos en persona.
  3. Son bienvenidos en entornos laborales.
  4. Suavizan el impacto de una crítica.
  5. Te hacen parecer más amistoso y competente.
  6. Crean un ambiente de trabajo más “feliz.”
  7. Tienen correlación con la felicidad de la vida real.

(Vía: bufferapp)

Si quieres seguir descubriendo cosas fascinantes sobre social media y formarte como profesional en este campo, no te pierdas nuestro Bootcamp en Social Media & Marketing Digital en su nuevo formato para 2016. ¡Va a ser la bomba! :-)

Pídenos información sin ningún compromiso en este mini formulario que te dejamos a continuación.