likeagirl

Una vez iba viajando en el tren y un niño detrás de mi asiento se puso a llorar. Su padre, para calmarle muy acertado, le dijo, “no llores que se te pondrá cara de mujer.” Esta afirmación, a parte de parecerme una vergonzosa #@$%&*!&, me ha venido a la cabeza inmediatamente después de descubrir la campaña de Always, #LikeAGirl.

En ella, preguntan a varias personas lo que significa hacer cualquier cosa como una chica. Si te dicen, peleas como una chica o, corres como una chica, está claro que tu actuación no está a la altura. Lo cual, me parece la misma #@$%&*!& que la oportuna frase del padre hacia su hijo. Sin embargo, rara vez nos paramos a pensar sobre ello.

En mi trabajo como documentarista he sido testigo de primera mano de las crisis de confianza entre las chicas y del impacto negativo de los estereotipos. Comenta Lauren Greenfield, directora de cine y directora de #LikeAGirl.

Cuando las palabras “como una chica” se utilizan para dar un significado negativo, es algo profundamente disuasorio y desalentador. Estoy orgullosa de colaborar con Always para arrojar un poco de luz en cómo esta simple frase puede tener un impacto significativo y duradero en adolescentes, niñas y mujeres. Estoy emocionada de poder formar parte del movimiento para redefinir “like a girl” en una afirmación positiva.

Este proyecto pretende convertirse en una forma de dar fuerza a las chicas y educar a la audiencia para que la expresión “como una chica” sea sinónimo de fuerza y confianza. La anécdota del comienzo (real como la vida misma), es un ejemplo muy claro de lo que estamos hablando y, aunque las palabras no son las mismas, el mensaje es clavado.