Si lo que buscaban era llamar la atención, lo han conseguido. “Be Stupid” es el título de la nueva campaña de la agencia Anomaly para Diesel. Hecha en Inglaterra, esta campaña centra su estrategia en valorar la estupidez de la gente. Es una clara apuesta por la originalidad, el diseño y sobre todo por el color.

¿Prefieres ser estúpido o inteligente? Aquí tenéis un vídeo de este último trabajo para la firma de ropa italiana.