Tony Wilson, en una de sus muchísimas frases célebres durante la película “24 Hour Party People” (peliculón, por cierto), decía que “ser joven es celestial”. Lo es. Lo es porque no existe miedo al fracaso, seguramente porque ni si quiera nos haya tocado digerirlo nunca. Lo es porque  se nos perdona la inocencia. Lo es porque es una etapa llena de osadía, de ganas de conocer. El riesgo no asusta, incluso gusta. Al fin y al cabo, todo es producto de una voluntad permanente de enseñarle al mundo que, porque queremos, podemos, pese a todo, y es lo que nos empuja a echarle morro.

Dentro del inmenso mundo de la publicidad esta actitud es casi una exigencia. A todos nos apetece tener nuestro hueco, que nos conozcan, que nos ofrezcan una oportunidad de demostrar. Y desde esta premisa parte la nueva campaña del “Club de Creativos” a la hora de realizar su comunicación del nuevo servicio de bolsa de trabajo que ofrecen.

La idea ha sido sencilla (como casi todas la buenas): aquellos que dieron la primera oportunidad a los que hoy son los grandes cuentan algo de cuando estos últimos no lo eran tanto. De este modo,  Javier Mariscal, fundador del estudio Mariscal, nos habla de Enric Nel·lo, que hoy es Director General Creativo de AIS Havas MediaJuan José Gómez Lagares, que fuera director de publicidad de El Corte Inglés, hace lo propio con Miguel García Vizcaíno, fundador y Director General Creativo de Sra. Rushmore y, por último, Angel del Pino, presidente de la Federación Nacional de Empresas de Publicidad y ex director creativo ejecutivo de McCann Erickson, cuenta los comienzos de Antonio Montero, Director General de Creativo de Grey.Oírles hablar es interesante. Tomad nota, algún día deberían hablar de nosotros aquellos de los que se están hablando hoy.