Aunque ya se hablaba de Design Thinking en los años 70, todavía hay muchos que no saben de qué trata. Si eres uno de ellos… no worries! Aquí te damos más información sobre esta metodología que poco a poco está revolucionando la forma en la que trabajamos.

¿Qué es Design Thinking?

Tim Brown, profesor de la universidad de Stanford y CEO de IDEO, lo define así: “Es una disciplina que usa la sensibilidad y métodos de los diseñadores para hacer coincidir las necesidades de las personas, con lo que es tecnológicamente factible y con lo que una estrategia viable de negocios, puede convertir en valor para el cliente y en una oportunidad para el mercado”

El Design Thinking es un proceso que se usa para generar ideas innovadoras y entender las necesidades del usuario. Se busca tratar más “el qué” para resolver problemas de una forma práctica y creativa. Para lograr esto se ha desarrollado un proceso con 5 características: Empatía, Definición, Idear, Prototipar y Evaluar. Te las explicamos en más detalle abajo ;)

Empatíapara poder lograr la solución que buscamos es necesario conocer bien a nuestros usuarios, entender sus problemas, deseos y necesidades. Es entrar en un modo de observación para poder entender a los usuarios dentro del contexto en el que vas a diseñar. Son estos usuarios los que te inspirarán y dirigirán tus ideas, así que es importante que podamos entenderlos y ponernos en su lugar. Algunas técnicas que se usan en esta fase son las entrevistas y el uso de las preguntas: “¿Qué?”, “¿Cómo?”, “¿Por qué?”

Definir: “Enmarcando el problema adecuado es la única manera de crear la solución correcta.” En la etapa de definición se busca encontrar un enfoque y traer claridad a tu espacio de diseño. Es importante determinar el desafío de tu proyecto y crear coherencia sobre toda la información que se ha reunido.

Idearaquí empieza el proceso de diseño y la generación de ideas para hacer prototipos y crear soluciones innovadoras. Todas las ideas son válidas y se combina todo desde el pensamiento inconsciente y consciente, pensamientos racionales y la imaginación. Es un espacio para desarrollar brainstorms y construir ideas sobre previas ideas. Se puede trabajar con métodos como croquis, mindmaps, prototipos y stroryboards para explicar la idea de la mejor manera.

Prototipares la generación de elementos informativos como dibujos, artefactos y objetos con la intención de responder preguntas que nos acerquen a la solución final. No necesariamente debe ser un objeto, sino cualquier cosa con que se pueda interactuar. Puede ser un post-it, un cartón doblado o una actividad e incluso un storyboard. Idealmente debe ser algo con que el usuario pueda trabajar y experimentar. Este proceso se va refinando mientras el proyecto avanza y los prototipos van mostrando más características como funcionales, formales y de uso. Con los prototipos vamos a generar elementos que aproximen nuestras ideas a la realidad con el fin de contemplar alternativas y llegar a la mejor solución para nuestro usuario.

Evaluar: este paso consiste en evaluar nuestras ideas y solicitar feedback y opiniones sobre los prototipos que se han creado  de los usuarios y colegas. De esta forma podemos mejorar nuestras soluciones y tener en cuenta las diferentes alternativas. ¿La regla para esta fase? Prototipar pensando que estamos en lo correcto pero evaluar pensando que estamos equivocados ¡Es la oportunidad para refinar y mejorar tus ideas!

¿Ahora tienes más claro lo que es Design Thinking? Si quieres saber más, ¡no te pierdas nuestro próximo Bootcamp de Design Thiking! Tienes toda la info y puedes matricularte aquí: http://designthinkingandinnovation.com/