david ogilvy lousy copywriter

Queridísimos copys, muy cierto es que hay pocos sitios dedicados a ofrecer recursos para vosotros a la hora de trabajar. Siempre que si plantillas para esto, que si tipografías para lo otro, que si vectores para no sé qué… ¡y esto no puede ser!

Seguramente muchos de vosotros ya tenéis algún método de inspiración, pero queremos aportar nuestro granito de arena con una selección de varios sitios donde encontrar un consuelo antes de tirarse de los pelos. Por supuesto, esto es el inicio de la lista y os invitamos a que compartáis vuestros descubrimientos para ir engrosando la recopilación.

I am a copywriter

OmmWriter: escribe de forma relajada con una interfaz agradable, música relajante y sin distracciones.

I Write Like: no es exactamente un lugar de inspiración, pero si tienes curiosidad por saber a qué famoso escritor se parece tu estilo, te será muy útil (eso sí, de momento está solo en inglés)

Alphabeto: aunque los diccionarios de toda la vida nunca fallan, con esta herramienta evitaréis faltas ortográficas de forma muy artística y visual.

Vida de una Copy: un blog con artículos y tips muy útiles a la hora de escribir.

ABC Copywriting: se dedican a eso, al arte del copywriting. Porque no es lo mismo escribir, que crear un copy. En su web tienen un blog con muchos consejos para diferentes situaciones. Desde cómo crear un buen storytelling hasta cómo ser mejor freelance.

Great Copy Shot: ¿cómo se escribe el copy perfecto? este artículo explica muy detalladamente cómo empezar y puede que hasta cómo conseguirlo. Si no, siempre podrás aprender a explicar a tu director de arte porqué has elegido una palabra concreta y no otra, sin desesperarte.

Content Snippets: “recoge ejemplos de texto de páginas web y aplicaciones móviles, para servir de inspiración a copys profesionales.”

3 Universal Laws to Write Copy: esto es básicamente, 3 leyes universales para escribir copys.

Scrivener: un software que podéis descargar fácilmente y os ayudará a manejar y organizar vuestros documentos, notas, datos, conceptos e investigación en cualquier formato, desde simple texto hasta vídeo, audio, webs…  

copywriting-business-infographic2-600x1500

Para terminar… os dejamos una carta que escribió el gran David Ogilvy a Ray Calt describiendo su proceso de creación y que se incluye en este libro. Para todos los que habéis mirado a los ojos a una página en blanco preguntándoos de dónde saldría la siguiente idea.

Abril 19, 1955

Querido Mr. Calt:

El 22 de marzo me escribió preguntándome sobre cuáles eran mis hábitos de trabajo como copywriter. Son desastrosos, como usted verá a continuación;

1. Nunca he escrito un anuncio en la oficina. Demasiadas interrupciones. Siempre escribo en casa.

2. Invierto mucho tiempo estudiando los antecedente. Observo y analizo cada anuncio de la competencia de los últimos 20 años.

3. Me siento indefenso sin el material que obtengo de la investigación previa -y cuanto más “motivador” es mejor.

4. Escribo una definición del problema y una declaración sobre el objetivo que deseo que la campaña consiga. Después, no sigo adelante hasta que tanto el resumen como sus principios han sido aprobados por el cliente.

5. Antes de escribir realmente el copy, anoto cada hecho concebible y cada idea de venta. Después, lo organizo y los relaciono con la investigación previa y los puntos únicos de venta del producto.

6. Después escribo el titular. A decir verdad, intento escribir 20 titulares alternativos para cada anuncio. Y nunca elijo el definitivo sin pedir la opinión de otras personas en la agencia. En algunos casos pido ayuda al departamento de investigación para ver si son efectivos por separado.

7. Llegado a este punto ya no puedo posponer más el copy. Así que me voy a casa, me siento en el escritorio. No tengo ni una sola idea. Me pongo de mal humor. Si mi mujer entra en la habitación le gruño. (Esto ha empeorado desde que dejé de fumar.)

8. Me aterroriza crear un mal anuncio. Esto provoca que tire los 20 primeros intentos.

9. Si todo lo demás falla, me bebo media botella de ron y pongo a Handel en el gramófono. Esto generalmente genera copys a borbotones.

10. A la mañana siguiente madrugo y edito los borbotones.

11. Luego cojo el tren hasta Nueva York y mi secretaria pasa a máquina un borrador. (No sé escribir a máquina, lo que es muy inadecuado.)

12. Soy un pésimo copywriter, pero soy un buen editor. Así que trabajo en la edición de mi propio borrador. Después de cuatro o cinco correcciones, está lo suficientemente bien como enseñárselo al cliente. Si el cliente cambia el copy, me enfado – porque me ha costado mucho esfuerzo escribirlo, y lo que escribí lo hice a propósito.

Este es un negocio lento y laborioso. Creo que algunos copywriters tienen mucha más facilidad.

Atentamente,

D.O.

(Versión Original)

¿Quieres saber cómo conseguir un portfolio con grandes copys en el? Mira esto!