Cabecera-P.hut-1

La publicidad de ahora ya no vende una pizza, ahora vende una experiencia alrededor de un producto, hablamos de generar valor en la comunicación con los consumidores, sabemos que es importante establecer relaciones que se basen en la confianza y en el apoyo entre marca y cliente, pero en verdad, son muy pocas marcas las que realmente se preocupan por ir más allá y por encontrar un espacio en el corazón de su cliente.

Pizza Hut es una de esas marcas que sí conocen a su cliente y que sí saben por dónde llegarle al corazón, esta vez sorprende con una propuesta de packaging en la cual encontró una relación entre su producto y su forma de consumo, por esto trae una caja de pizza que se transforma en un proyector para un teléfono móvil, Asombroso, ¿no?.

Su forma de funcionamiento es fácil, solo basta con retirar el agujero troquelado de la caja, ubicar el teléfono en el interior de la misma y poner el objetivo en un lugar adecuado para disfrutar de un cine improvisado en la comodidad de tu casa, porque no hay nada mejor que disfrutar una buena película con una buena pizza.

Esta propuesta fue creada por Ogilvy & Mather Group de Hong Kong, consta de 4 diseños que se basan en diferentes géneros cinematográficos como: romance, acción, ciencia ficción y terror.

Definitivamente las marcas del futuro son las que reinventarán experiencias comunes con sus usuarios y las harán más gratas y emocionantes involucrando sus productos y sus marcas en dichas experiencias.