Si ayer hablábamos de juventud, de ganas de demostrar y de huecos que ocupar, hoy os traemos un ejemplo de cómo hacerlo (y bien). Os presentamos a Sandra García.

Ella es una madrileña que deja caer las palabras con una delicadeza más que femenina y con una rotundidad asombrante, transmite seguridad y firmeza en sus convicciones, cosa que consigue a través de la renuncia a afirmaciones dogmáticas. Da gusto hablar con ella.

Fue en la Miami Ad School de Madrid donde comenzó su andadura por la Dirección de Arte. Tras un año, inició sus Quarter Away, y desde entonces no ha parado. Pasó por Iris en Londres (de la que guarda un especial cariño), se dejó ver en Hamburgo, probó en Shackleton Barcelona y por último, cerró portfolio en Brooklyn. Todo esta odisea le llevó a depurar sus tendencias en lo que a publicidad se refiere para terminar definiéndose como una Creativa Digital.

Su paso por EE.UU tuvo mucho que ver en esta decisión. “Esta gente trabaja a otro nivel, juegan en otra liga”. La posibilidad de “combinar ON y OFF” y de “crear cosas especiales, nunca antes vistas” le llena, y prueba de ello es su Bronce en el Digital Awards de Bangkok 2011, en la categoría Best Student Open.

Presentó una campaña maravillosa para Amnistía Internacional, que consiste en la donación de un espacio personal de Facebook a la ONG. De este modo, estos últimos pasan a gestionarlo, de manera que a través de nuestros muros, nuestros álbumes o nuestro estado, se envían noticias y datos de interés en pro de la consecución de firmas para acciones a favor de los Derechos Humanos. Ella lo explica más detalladamente en este vídeo.

Tiene intención de presentarle la campaña a la marca, aunque prefiere esperar a los resultados del Young Lions, en Cannes (donde ya ha aplicado) para “venderles algo multipremiado, con una garantía de calidad”.

Además de varios proyectos personales, está envuelta en un proyecto dirigido por Heineken, en el que cinco ciudades (Milán, Tokyo, Sao Paulo y Nueva York) trabajan en común para la creación de lo que será “La discoteca del futuro”. Los resultados los veremos a partir de Abril de 2012.

No quiso despedirse sin instarnos a “viajar, a estar muy al loro de lo que ocurre ahí fuera, a tener un contacto continuado con la tecnología y a experimentar”. Como ella dice, “los medios cambian cada semana, y entenderlo nos permite ser pioneros en la creación”.

Como veis, la mezcla de trabajo, persistencia, olfato e ilusión puede convertirse en un cóctel con serias garantías de éxito. Desde aquí le damos la enhorabuena, le instamos a que siga sin parar y le deseamos toda la suerte que necesite. Well done girl!