Alex Bogusky, el gurú de la creatividad de nuestro tiempo, el que fuese en su día estrella creativa de Crispin Porter + Bogusky y quien estuvo al mando de cuentas como Burger King y Coca-Cola decidió que dos décadas dedicadas en cuerpo y alma a la publicidad habían sido suficientes y pasó a utilizar sus horas en escribir libros y apoyar causas ecológicas.

Una vez dicho esto, el tema que nos concierne hoy es la explosiva mezcla que ha salido entre el ataque, nada sutil hay que decir, a uno de sus antiguos clientes y  su faceta de defensor de las causas justas. Concretando, Bogusky ha lanzado una campaña para sacar a la luz los trapos sucios de las bebidas carbonatadas y aunque el nombre Coca-Cola no sale escrito en neón, es claramente, un enorme oso polar dentro de la habitación.

The Real Bears es la campaña que intentará, a través de hechos contrastados (o al menos, tan contrastados como el ciudadano de a pie pueda considerar), hacer ver a la gente en general y la población americana en concreto, lo malsano de la costumbre que han adquirido a lo largo de los años y que ha dado como resultado que beberse dos y tres latas de refresco sea visto como algo totalmente normal.

Aparte de sus últimos trabajos con fines políticos (trabajó en la campaña para Al Gore), este es el primer spot que ha hecho desde que dejó la publicidad y la intención es que se convierta en un viral con marca Bogusky. O sea, a lo grande.