Utilizar una tipografía de calidad es esencial para que cualquier proyecto tenga mejor acabado. Pueden tanto arruinar como glorificar un diseño y por eso, hay que tener mucho cuidado con las tipos que uno elige. En internet tenemos acceso a miles de fuentes pero ¿cómo discernir entre las buenas/ frescas y las que ya están más que trilladas?. Te pasamos una selección de páginas donde creemos que puedes encontrar lo que estás buscando.
Gracias Borja de Arteaga por esta recopilación.