Hacemos un repaso a las exposiciones temporales de los tres principales museos de Madrid: Prado, Reina Sofía y Thyssen Bornemisza.

Museo del Prado

Turner y los Maestros (22 de junio – 19 de septiembre)

¿Dónde? Edificio Jerónimos. Salas A y B
Entradas (Internet): entrada general 9€ y reducida 4,5€

Tras su paso por Londres y París, Turner y los Maestros se presenta ahora en el Museo del Prado, para poner de manifiesto también en España el alcance de los vínculos de J.M.W. Turner con otros artistas de gran relevancia histórica y el modo profundamente original en que asimiló su influencia. Esta comparación ayudará a comprender de qué manera el acercamiento y las respuestas de Turner hacia otros artistas tuvieron como fin no sólo rendirles homenaje sino también aproximarse a ellos mediante una sutil forma de transformación original de sus enseñanzas..
Entre las novedades planteadas respecto a las dos sedes anteriores, cabe destacar la presencia exclusiva en la muestra del Prado del Naufragio de un carguero, Tormenta de nieve: Aníbal y su ejército cruzando los Alpes, Paz – Entierro en el mar, Sombra y oscuridad: la tarde del Diluvio, y Luz y color (la teoría de Goethe) – la mañana siguiente al Diluvio – Moisés escribiendo el libro del Génesis, todas ellas obras maestras absolutas de Turner.

Museo Nacional Reina Sofía

Manhattan, uso mixto. Fotografía y otras prácticas artísticas desde 1970 al presente (10 de junio – 27 de septiembre)

¿Dónde? Edificio Sabatini: C/ Santa Isabel, 52. Planta 4
Entradas exposiciones temporales: 3€

Manhattan, uso mixto es una exposición sobre los usos e imágenes tomadas en la ciudad de Nueva York al comienzo del intenso periodo de desindustrialización y abandono de la década de 1970, con el contrapunto de trabajos más recientes de artistas que, plenamente al tanto de las prácticas de sus predecesores en aquel momento, siguen encontrando un potencial estético en la ciudad.

Nuevos realismos: 1957-62. Estrategias del objeto, entre readymade y espectáculo (16 de junio – 4 de octubre)

¿Dónde? Edificio Sabatini: C/ Santa Isabel, 52 Planta 1
Entradas exposiciones temporales: 3€

La exposición Nuevos Realismos: 1957-1962 ilumina un punto de inflexión en el arte de la segunda mitad del siglo XX – el punto de ruptura en el periodo de posguerra, que creó las condiciones artísticas propicias para lo que ahora conocemos bajo la denominación de “los sesenta”–. Aunque esa década ha sido catalogada con términos como pop, Fluxus, minimalismo y arte conceptual, el breve lapso de tiempo en que se generaron los criterios clave se resiste a ser denominado bajo tales sustantivos. Nuevos Realismos: 1957-1962 se ciñe decisivamente a los primeros años de creación, pero amplía su horizonte al reunir obras de artistas tanto europeos como americanos con trayectorias paralelas.

Museo Thyssen Bornemisza

Ghirlandaio y el Renacimiento en Florencia (23 de junio – 10 octubre)

¿Dónde? Paseo del Prado, 8.
Entradas (Internet): entrada general 7€ y reducida 5,5€

El Retrato de Giovanna degli Albizzi Tornabuoni de Domenico Ghirlandaio ha sido tradicionalmente la imagen icónica que representa la colección de pintura de Maestros Antiguos del Museo Thyssen-Bornemisza. Obra maestra absoluta dentro de la producción del artista, refleja de manera perfecta y hermosísima los ideales renacentistas del último cuarto del siglo XV.
Giovanna, nacida del 18 de diciembre de 1468, era la octava hija de Maso di Luca degli Albizzi y de Caterina Soderini. Recibió el tipo de educación que se consideraba propio de una joven de su categoría social. El acontecimiento más importante de su vida fue su matrimonio con Lorenzo Tornabuoni (1468-1497), heredero de una influyente familia vinculada a los Médicis.
El 11 de octubre de 1487 nació Giovannino, primer hijo de la joven pareja pero, desgraciadamente, Giovanna murió al año siguiente, cuando contaba diecinueve años de edad, de resultas de su segundo embarazo.
Giovanna pervivió para la posteridad gracias a Domenico Ghirlandaio, a quien hacia 1489 le encargaron que realizara un retrato póstumo destinado a ser colocado en un lugar de honor en el Palazzo Tornabuoni.