logo_home

Haber sacado esta inteligente iniciativa adelante es un logro que puede causar un gran impacto. Todos hemos sido asaltados por diversas ONGs de camino a cualquier sitio o nos han insistido por teléfono hasta que hemos decidido ignorar las llamadas. Sin embargo, esto no ocurre porque no haya un pequeño ser caritativo y filantrópico dentro de nosotros. Tenemos alma seguro, pero al parecer siempre llegamos tarde a alguna parte. Puede que el problema sea que tal como están las cosas hoy en día, las formas de abordar el tema, probablemente, no sean las más idóneas.

Puesto que todos tenemos nuestro corazoncito, había que pensar la mejor manera de rascar la superficie de atareados viandantes y ocupadísimos trabajadores para sacar a relucir ese lado bondadoso y llegar a conseguir algo significativo. Save the Children ha conseguido aunar varios factores importantes para conseguir este objetivo.

Si todos compramos a través de Internet y a todos nos gustaría hacer más por ayudar, la solución es sumar ambos conceptos y sacar a la luz el proyecto Heart Inside. Haz un poco más humano tu ordenador y colaborarás sin darte ni cuenta con Save the Children. El cambio que supone y que podría llegar a ocurrir es increíble.