Shoes of Prey es el nombre de una zapatería online desconocida para muchos hasta hace unos días. Michael Fox, su propietario y ex trabajador de Google, tuvo la gran idea de ponerse en contacto con la joven adolescente norteamericana Blair Fowler, muy conocida en su país por su vídeos en youtube.

Fowler, que intenta imitar el glamour Paris Hilton, aceptó la idea de Fox de realizar un vídeo para Shoes of Prey. En ese vídeo, la joven explica que en Shoes of Prey es el cliente el encargado de configurar sus propios zapatos: elige el color, la forma y el diseño. Al final el consumidor obtiene unos zapatos hechos a su gusto. El vídeo ha sido un éxito en internet, en tan sólo un día ha recibido 200.000 visitas y actualmente supera el medio millón.

Fox, además de conseguir activar el marketing viral de la empresa, ha doblado las ventas de zapatos en el mes de marzo. Aunque el éxito les ha pillado por sorpresa, ya que se han visto desbordados por el número de pedidos, lo que está claro es que el nombre de Shoes of Prey ha dado la vuelta al mundo.

Aquí tenéis el vídeo de Blair Fowler.